Vehículos Dodge, Jeep y Chrysler vendidos en Chile desde 2010, presentan fallas alarmantes

0
57

La protección al consumidor siempre ha sido lo más importante para el comercio en Chile, las políticas de atención y calidad de servicios o productos, se han intensificado en los últimos 5 años, debido a esto, El Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC) ha emitido una alerta de seguridad, para los consumidores y empresas ensambladoras de las marcas Dodge, Jeep y Chrysler.

De acuerdo a un estudio realizado, hay una gama amplia de vehículos comercializados por las marcas antes mencionadas en Chile desde el 2010 que están presentando fallas o desperfecto mecánicos, que puedan ocasionar accidente y generar pérdidas importantes en los usuarios de estos coches.

Anuncio

El SERNAC determinó 2 fallas importantes a nivel de mecánica, una de ellas más alarmante que la otra, ya que puede generar accidentes de alta magnitud, debido a que esta falla tiene relación directa con la maniobrabilidad del coche y la velocidad de desplazamiento.

El primero de los casos, por la que el SERNAC emitió alerta, corresponde a 3096 unidades comercializadas en el país, los modelos son el Dodge Challenger y Charger (2011-2014), Chrysler 300 (2011-2014) Dodge Durango (2011-2014) y Jeep Grand Cherokee (2012-2014).

La marca comercializadora de estos vehículos “Comercial Chrysler SpA”, aseguro que estos modelos, presentan fallas en el alternador, este desperfecto puede generar ausencia parcial o total del suministro eléctrico en el vehículo. El informe técnico emitido por la empresa, indica lo siguiente.

“Puede experimentar un fallo de fatiga térmica del diodo debido a cargas cíclicas inducidas por el sistema de dirección con asistencia electro-hidráulica (EHPS). Cuando los diodos fallan, el alternador ya no suministrará energía eléctrica al vehículo y puede provocar la detención del vehículo sin previo aviso, aumentando el riesgo de un choque.

Los diodos defectuosos también pueden desarrollar un cortocircuito resistivo que puede provocar calor, humo y/o fuego que se origina dentro del alternador”

Ahora, con respecto a la segunda falla alertada por el Servicio Nacional del Consumidor, corresponde a 597 vehículos Dodge Challenger (2013-2018), Dodge Charger (2014-2018), Chrysler 300 (2014-2018) y Jeep Cherokee (2013-2018).

De acuerdo a la revisión técnica realizada, la falla es en el control de velocidad crucero, la cual se genera por un desperfecto en el software del Módulo de Control del Tren Motriz (PCM).

Esta variante en el PCM, origina que una comunicación o señal intermitente, entre la aceleración (requerimientos de torque o par motor) y el control de velocidad crucero.

El problema con esta falla es que, no solo la comunicación entre los dispositivos es intermitente, sino que, pueden generar cortocircuitos y esto sí puede generar accidentes fatales, el informe técnico emitido por la empresa comercializadora, expresa lo siguiente.

“En caso de cortocircuito, se podría bloquear el PCM. Si el conductor no cambia a neutral o aplica los frenos para detener el vehículo, la condición puede causar un choque del vehículo sin previo aviso”.

En los estudios realizados en la primera falla, no se determinó accidentes de altas magnitudes, pero, en el caso de la segunda falla alertada, los índices o estadísticas de posibles accidentes fatales es alta, por lo que, se exhorta a los usuarios de estos vehículos a no usar no usar el control de velocidad de crucero hasta que haya sido actualizado

Debido a los estándares de calidad y la protección al consumidor del país, los concesionarios invitan a los usuarios de los vehículos antes mencionados, para que se acerquen a los concesionarios y se corrijan estos errores sin costo alguno.

Comenta y da a conocer tu opinión!