Chilenos detenidos en malasia

0
40
Felipe Osiadacz y Fernando Candia

Durante el día de hoy cerca de las 18:00 horas (local) se realizó en Kuala Lumpur, Malasia, la segunda jornada del juicio contra Felipe Osiadacz de 27 años  y Fernando Candia de 30 años, los dos jóvenes chilenos imputados por el presunto homicidio de un ciudadano malasio el 4 de agosto de 2017.  Podrían ser condenados a la pena de muerte, por lo que su principal objetivo es demostrar que actuaron en legítima defensa. Ya llevan un año de prisión preventiva.

 

Anuncio

Según consigna La Tercera, el trabajador malasio chino de unos 65 años contó que pasadas las cinco de la mañana retornó a la hostal Felipe, quien al llegar al lobby se dio cuenta que no tenía la llave para entrar en su cuarto. Fue entonces cuando contactó con su amigo, quien a los pocos minutos concurrió a la recepción.

El recepcionista agregó que Fernando se encontraba asustado, ya que una persona lo estaba persiguiendo, increpándole de forma violenta para que le diera dinero. Se trataba de una denominado “ladyboy”, es decir, una mujer transexual que ejerce la prostitución.

Esta persona, cuya identidad no ha trascendido, los siguió hasta el interior de la hostal pidiéndoles dinero de manera cada vez más agresiva. Los jóvenes rogaron al señor Lim que llamara a la policía, pero éste en un principio se negó, diciéndoles que solucionaran el conflicto fuera del establecimiento.

Felipe y Fernando trataron de ir al ascensor para resguardarse en su habitación, pero esta persona no dejó de perseguirlos. De vuelta en el lobby, siguieron suplicando que el trabajador llamara a la policía, lo que finalmente hizo cuando la “ladyboy” pasó de la violencia verbal a la violencia física lanzándoles un zapato de tacón, arañándoles y dándoles patadas.

Mientras el sujeto golpeaba a Felipe, los dos cayeron al suelo y se rompió un espejo. Fernando, temiendo que utilizara un trozo de vidrio como arma, inmovilizó a la víctima agarrándole de las muñecas, mientras que Felipe contribuyó para que estuviera quieta, tumbada boca abajo sobre el suelo.

Cuando finalmente apareció la policía, 30 minutos después de que fueran llamados por el recepcionista, sólo pudieron certificar la muerte del atacante. La posterior autopsia reveló que la fallecida había muerto por falta de oxígeno.

Duraron cinco horas y media respondiendo las preguntas del fiscal y la abogada defensora, el recepcionista y testigo del hostal donde ocurrieron los hechos, Lim, hombre  de 65 años que se desempeña como recepcionista del hotel donde ocurrió el hecho y que es sindicado como el testigo clave de lo acontecido la madrugada del 4 de agosto de 2017, declaró que los acusados no golpearon en ningún momento a la víctima, como sostiene la parte querellante. También indicó que los detenidos no intentaron agredirlo con los trozos del espejo que se rompió en ese momento, ni tampoco hubo sangre en la escena.

En la primera jornada, el trabajador corroboró la versión de los acusados, según indicó. En su segundo día de declaración, Lim continuó ratificando lo dicho por la defensa, afirmando que Fernando inmovilizó al fallecido tomándolo de las muñecas y con sus rodillas en el suelo, no apoyadas sobre el cuerpo del ciudadano malasio.

Además, corroboró que cuando el policía llegó (30 minutos después de haberse realizado el llamado) el oficial fue directamente a hablar con los dos jóvenes, quienes le comenzaron a explicar que habían sido atacados de forma violenta por el fallecido, quien era un transexual dedicado a la prostitución.

Tras el diálogo con los jóvenes, el policía (según lo asentido por el trabajador) se dirigió a hablar con él y pasaron 10 minutos desde su llegada para que el efectivo se acercara al fallecido, se percatara de que no tenía pulso y llamara a una ambulancia.

Lim, afirmó a que al hotel llegó el vehículo de emergencia con solo un paramédico y que este hizo ingreso sin equipo médico en la mano.

Tras la declaración del trabajador, subió al estrado el policía, quien antes de que el juez diera un receso hasta las 14.45 (2.45 en Chile) se refirió al momento en que recibió el llamado de emergencia.

Luego oír los testimonio, el magistrado decidió postergar el juicio hasta los próximos días lunes 27, martes 28 y miércoles 29 de agosto, debido a que el tribunal está saturado y decidió darle prioridad a otros casos de gravedad nacional.

Tras el testimonio de Lim, se espera que otras tres personas más declaren en el tribunal, una de ellas una chica joven, quien también habrían estado en la recepción al momento de lo ocurrido.

Según información entregada por Inés Rigal, corresponsal de Ahora Noticias en Malasia, la abogada de los chilenos, Venkateswari Alagendra, sostuvo que tiene la esperanza que tras las próximas jornadas se emita una sentencia favorable para los jóvenes. Sin embargo, algunas especulaciones estiman que el juicio se podría extender por más tiempo del presupuestado.

Además, Rigal indicó que Osiadacz y Candia se encuentran juntos en una celda cumpliendo prisión preventiva y que, posiblemente, estén con otras ocho personas más. También agregó que el embajador de Chile en Malasia, José Manuel Ovalle, y personal de Cancillería han estado en todo momento junto a los chilenos a lo largo del juicio.

Comenta y da a conocer tu opinión!