INSOLITO Hallan 100 huevos de parásito de cerdo en cerebro de niña de 8 años

0
244

El hecho ocurrió en un centro médico de Nueva Delhi donde la pequeña fue sometida a un escaneo cerebral como parte de una serie de exámenes médicos.

Los padres de la menor de 8 años, Trushika, quedaron impactados con el informe médico que mostraba que el cerebro de su joven niña se encontraba infectado de un parásito que causa una terrible enfermedad conocida como teniasis.

“Su escáner cerebral mostró más de 100 puntos blancos, formados debido a los huevos de la tenía. Esta infección es causada por comer accidentalmente alimentos infestados por tenías”. Aseguró el doctor Praveen Gupta, Director de Neurología del Hospital Fortis.

Anuncio

La joven fue rápidamente internada en el hospital tras presentar dos preocupantes y notorios síntomas como lo fueron fuertes dolores de cabeza y ataques de epilepsia, estos la aquejaron durante 6 meses

Se descubrió, mediante las placas topográficas realizadas a la pequeña, que en su cerebro albergaba aproximadamente 100 huevos de tenia, un gusano o lombriz solitaria que usualmente vive en el intestino, pero que en el caso de Trushika, este viajó del estómago hasta el cerebro.

Imagen Referencial, Tomografia

“Cuando los huevos llegan al cerebro a través del sistema nervioso, causan neurocisticercosis, que se caracteriza por una severa dolor de cabeza, ataques epilépticos y confusión”, dijo el doctor Praveen Gupta.

Su cerebro estaba muy inflamado, la menor se encontraba muy débil por lo que ya no tenía capacidad de caminar, y solo con la ayuda de un medicamento especial pudo ganar los 20 kilos de peso que había perdido a causa de la enfermedad.

Según la OMS, la neurocisticercosis es la causa de epilepsia que se puede prevenir con mayor frecuencia en todo el mundo y se estima que el 30% de los ataques de epilepsia son causados por la neurocisticercosis.

De acuerdo con los médicos, el parasito que albergaba su cerebro es causada por comer frutas, verduras y carne mal cocida o lavadas incorrectamente infectadas por la solitaria del cerdo.

La tenía o solitaria es un parásito intestinal y se componen por muchos segmentos. Cada segmento es capaz de producir huevos, estos, se dispersan individualmente o en grupos y pueden salir en las heces o a través del ano, cuando la tenía encuentra una persona (huésped) en la que vivir, se instala en su aparato digestivo, adhiriéndose en el intestino delgado y grueso llegando a medir hasta 10 metros de largo y vivir hasta 25 años de edad en el organismo de una persona. Pese a lo desagradable de la situación y de las consecuencias que supone, no es considero un problema médico grave.

Afortunadamente, Trushika recibió un tratamiento eficaz que le ayudó a desinflamar su cerebro para su oportuna recuperación, además ya regreso a su colegio.

Comenta y da a conocer tu opinión!